Colección: Adoquines Zaragoza

Adoquines de Zaragoza, no hay niño de esta ciudad que no haya comido estos deliciosos caramelos.

Los adoquines de Zaragoza son caramelos de distintos sabores que están envueltos con la imagen de la Virgen del Pilar.

Los adoquines Zaragoza ahora mismo están adaptados a todo tipo de tamaño y de gusto, pero cuando comenzaron comerse unos era una aventura.

Los adoquines Zaragoza eran grandes y duros, acabarse los caramelos adoquines de Zaragoza era una aventura y mas vale que tuvieras una tarde entera dedicada a saborear estos caramelos.

Yo recuerdo que en casa compraban 1 caramelo, podréis pensar que mis padres no querían endulzarnos la vida, pero no creas…..sigue leyendo.

Somos dos hermanos y en casa compraban 1 caramelo, y aunque éramos pequeños y traviesos no reñíamos por los caramelos , era tan grande que teníamos para días.

Al llegar a casa mi padre sacaba un trapo y envolvía el caramelo, después cogía el martillo y lo machacaba.

No creáis, que el hombre sudaba dándole martillazos al caramelo, después nos daba distintos trozos, y teníamos caramelos para distintos días.

Al quitarle el papel al caramelo, nos aprendíamos la jota que llevaba dentro y nos reíamos con la tonadilla que le dábamos, nos hacíamos muy cansados cantando esa letra.

Salir a comprar los caramelos adoquines de Zaragoza era una fiesta que se repetía pocas veces al año, normal, con el tamaño del caramelo, teníamos para días.

Íbamos a la tienda y cada vez era uno el que elegía el color y el sabor.

Cuando eran las abuelas las que nos compraban los caramelos adoquines de Zaragoza, los bendecían, iban a la Basílica del Pilar a ver a la virgen y pedían por nosotros y que nos bendijeran el caramelo.

Ahora mismo los sabores que se comercializan son:

Anís,

Naranja,

Fresa,

Limón.

Y los tamaño:

 8 grs, el adoquín mas pequeño.

 25 grs

75 grs

250 grs

Y el adoquín mas grande de 500 grs.

Elige entre las opciones que te ofrecemos y disfruta del adoquín Zaragoza, el caramelo mas delicioso de toda Zaragoza.

Todos los caramelos llevan la imagen de la Virgen del Pilar en la envoltura, y además contienen letras de jotas “picaronas” que hacen disfrutar de un rato muy agradable.